30.5.10

rabia marina

sumerjo la cabecita en esa zona de promesas dibujada con palito en la arena mientras esperabas en el auto sin poder caminar cuando la ola borró el grafitti y tu mano sostenía la cámara con la que registraste mi rabia marina por lo que se venía que tenía un nombre clarito: muerte. anoche soñé que tocabas a la puerta de mi casa de niña y estabas igualito, me decías que te habías quedado ciego pero que habías sobrevivido. que podríamos ser novios igual.

21.5.10

vía láctea



"Y he aquí que ahora me diluyo en múltiples cosas
Soy luciérnaga de rabone y voy iluminando las ramas del bosque
Sin embargo cuando vuelo guardo mi modo de andar
Y no sólo soy luciérnaga
Soy abedul diluido a la orilla del pántano
Soy musgo flotante y via lactea semidescremada"
(pablo salvador hace seis horas en su fbk ofreciendo esta, su "meduza engenada"... y qué es engenada?)

rojo

la benita se lame las patas sobre el sillón rojo de cálido recuerdo. y mi abrigo desparramado sobre la alfombra también es rojo. como la luz del "power" del reproductor donde la Vale dejó un disco de "Invisible" y pienso en este "Jardín de los Presentes" y en el rojo de este corazón que respira el frío càlido vapor de esta ciudad que despega su energía. rojo de viento. rojo de ardor, rojo de telas rojas cubriendo las mejillas rojas de una tarde roja. "Perla, Perla, Perla". Una gota cayendo sobre el lavaplatos, las risas de vecinos descuidados haciendo del jueves un viernes, la charla de dos porteñas mientras caminan por la avenida alemania y yo siento que estoy viva. que siento una algarabía inusitada. el mejor reflejo de un alma en paz y el amor por los cantos de mi corazón rojo/roto. respiro frío, exhalo aliento.huelo el floripondio del callejón que conduce a casa. aquí estoy de nuevo. bajo este techo brillante, agarrada de esta gravedad frágil, entregada a los símbolos de los detalles. dulce aroma a hogar, a Vale y su mundo universal. a Yamil de reciclajes y esperanzas por una tierra sin agresivos aliños. y siento que amo este hogar. oscayale le llamàbamos a nuestra historia, el lema "nunca más lo juro" pertenecía a nuestro intento por dejar el vino que nunca dejamos porque adorábamos beberlo por "siempre jamás". Aquí en mi living, me entanca, malucodonosor, trocando la vida gato loco, trocando las palabras... asì fue que me enseñó a adorar a los hijos porque ellos nos eligen dando vueltas por el universo y siempre están y serán y "cuida bien su mente, nunca lo reprimas". tengo este corazón rojo. y las rojas rosas secas sobre la ilustración de Lauzán que tiene esas letras "UP" tan rojas sobre esos aviones de papel tan blancos intentando defenderse de un avión grandote, tan negro y tan grandote. rojo es mi pudor, roja mi canción, el collar de la benita, rojo el paragua, el lomo de libro de "vigilar y castigar" que miro de reojo así como hurgando. roja la vida de montaña rusa, aquí estoy y te tengo en mi alma. prendado a mi libertad.

1.5.10

desde el más acá




a estas alturas ya debería estar muerto. al parecer fueron todos esos intentos con el veneno de alacrán cubano, la pulpa raspada de las hojas aloe vera, las febriles sacudidas que le regalaba el sapito kambó, no se sabe, nadie entiende cómo sigue vivo con esos tumores inmensos deformándole los huesos. cuando ella escuchó su voz por el teléfono se quedó muda. seguía vivo y su timbre era el mismo, dulce y masculino. lo imaginó cantando. lo visualizó galanteando en francés, coqueteando como gato de tejado. él le contó que estaba al cuidado de voluntarios que alguna vez estuvieron en las puertas de la muerte y que entonces " vieron las luz" y por eso hoy se dedican a atender enfermos terminales de sida y cáncer. que el lugar donde descansa su cuerpo parapléjico es una cama reclinable que está dentro de un dormitorio inmenso y luminoso (con tv cable incluido) ubicado en una clínica que más parece hotel, rodeado de parques que tienen pavos reales, llamas, guanacos, un jardín del edén anticipado. que conversar con otros moribundos le hace sentir regocijado y tranquilo con la pronta y siempre incierta partida."ya estoy entregado", le cuenta a su mujer. las visitas son diarias y los personajes tan disímiles, una gran familia que en 46 años ha formado entre amigos, hijas, ex esposas, madre intensa, hijos, hermanos. le confesó que ya no tenía miedo de morir, sólo sentía una inmensa frustración por no poder estar junto a ella, su amor, su gran amor. pero le prometió que en cuanto se convierta en un ángel vendrá a visitarla y con el mismo cuerpecito de antes se meterá en sus sábanas para regalarle besos, abrazos y caricias. que un fantasma te haga el amor no e smuy romántico, piensa ella, se acuerda de esa película en los 80 en la que patrick swayse volvía después de muerto a visitar a su linda esposa, pero ahora esa película le parecía cursi a ella y no le gustaba la idea de que su prometido la viniera visitar del más allá que quizás donde será ese sitio. después de todo, ella ya sentía que estar hablando con él era como hablar con un muerto en vida y que su voz, aunque dulce y masculina como ya se dijo, tenía esa carga de final triste y anticipado. ¿porqué todo tenía que terminar así? se preguntaba la mujer moquilleando como niña y si bien no había respuesta para tremenda tragedia, ni palabras de consuelo conformistas, ella siente que es una afortunada, una suertuda empedernida por haberle conocido.

extractos de su blog:

"A todos a quienes he hecho daño
a todos aquellos que he ofendido
voluntaria e involuntariamente
les pido perdón
de todo corazón
sinceramente
perdonenme
yo los amo".

Valparaíso, 1 de julio 2009

oscar
......................................

desde q tengo memoria he escuchado historias sobre el jardín del edén.

lugar mítico, en el cual viviremos felices por siempre, donde el amor, la belleza, el equilibrio, la bondad, la abundancia, la tolerancia, el respeto, entre otras, son piezas esenciales de ese paisaje.


durante toda mi vida he pensado en ese lugar, como un lugar lejano, del cual los humanos fuimos expulsados por la tentación y el deseo (tan naturales) de Adán y de Eva.

lugar al que sólo podremos algún día volver después de morir...

el tiempo ha pasado y hoy no creo q nadie pueda morir ya que la muerte no existe.

más aun, me he dado cuenta q el jardín del edén lo lllevamos dentro, lo llevamos puesto, nada más necesiamos reconocerlo y él se expresará deslumbrante y mágico.

Valparaíso 18 de octubre de 2007