27.8.08

El último poema de Víctor Jara


SOMOS CINCO MIL...


Somos cinco mil

en esta pequeña parte de la ciudad.

Somos cinco mil

¿Cuántos seremos en total

en las ciudades y en todo el país ?

Solo aquí

diez mil manos siembran

y hacen andar las fabricas.

¡Cuánta humanidad

con hambre, frío, pánico, dolor,

presión moral, terror y locura !

Seis de los nuestros se perdieron

en el espacio de las estrellas.

Un muerto, un golpeado como jamás creí

se podría golpear a un ser humano.

Los otros cuatro quisieron quitarse todos los temores

uno saltó al vacío,

otro golpeándose la cabeza contra el muro,

pero todos con la mirada fija de la muerte.

¡ Qué espanto causa el rostro del fascismo !

Llevan a cabo sus planes con precisión artera

Sin importarles nada.

La sangre para ellos son medallas.

La matanza es acto de heroísmo

¿ Es este el mundo que creaste, dios mío ?

¿Para esto tus siete días de asombro y trabajo ?

en estas cuatro murallas solo existe un numero

que no progresa,

que lentamente querrá más muerte.

Pero de pronto me golpea la conciencia

y veo esta marea sin latido,

pero con el pulso de las máquinas

y los militares mostrando su rostro de matrona

llena de dulzura.

¿Y México, Cuba y el mundo ?

¡Que griten esta ignominia!

Somos diez mil manos menos

que no producen.

¿Cuántos somos en toda la Patria?

La sangre del compañero Presidente

golpea más fuerte que bombas y metrallas

Así golpeará nuestro puño nuevamente

¡Canto que mal me sales

Cuando tengo que cantar espanto!

Espanto como el que vivo

como el que muero, espanto.

De verme entre tanto y tantos

momentos del infinito

en que el silencio y el grito

son las metas de este canto.

Lo que veo nunca vi,

lo que he sentido y que siento

hará brotar el momento...



26.8.08

LOS COLORES (según Manuel García)


Cuando ella se enamoró no pensó que el corazón
era rojo para siempre
siempre era rojo, rojo por siempre
no, no lo pensó
el corazíon

Y lo guardó en un rincón
sin saber si un día el sol
le daría otros colores
otros colores
otro color
un día el sol
no lo pensó

Se despertó un día al sentir su latir como un tambor
que llamó de muy adentro como un lamento presentimiento
de algún temblor como un tambor temblor

Entonces el cielo cambió
se volvió menos azul
y ella vio que los colores
no eran amores
que los dolores del corazón
bien rojos son
bien rojos son
del corazón
bien rojos son
del corazón

(TEMPERA
ALERCE, 2008)

21.8.08

Perdida

Insensata ya no escribe. ¿Qué bicho raro le está chupando la energía?. Quizás anda perdida por las calles del puerto. O en el muelle mirando los barcos partir, alejarse hasta quedar convertido en puntos ínfimos. Insensata ya no escribe. Una punzada rasante en el pecho la tiene inquieta, distraida, rara. Ojala vuelva pronto

13.8.08

titulares del mundo hoy miércoles mientras la vida sigue

Un inmigrante que vende pañuelos entrega a la policía una cartera con 2.700 euros

El niño de 8 años ya está con su padre, condenado por maltratar a su madre

Hallan unos cráneos esculpidos de más de 8.000 años de antigüedad en Israel

Ecologistas recogen más de 2.200 firmas para que Benedicto XVI renuncie al armiño

Capturan a un zorro que había atacado a varios niños en un campamento abulense

Cuando comer sano se convierte en obsesión

5.8.08

vita magna est

vi el amanecer justo después de soñar que martillaba un canto y que me iba del supermercado sin pagar. yo no sé si era el aconcagua pero esos rojos purpurosos se levantaban silenciosamente sobre los picos de unas montañas más allá de esta laguna que parece mar. respiré como los indios. mantuve el tono vital de días anteriores. corté amarras mentales equívocas. hasta que más temprano que otros días salió el sol brillante y engreido. tiene de qué creerse. merece tanta admiración. yamil a mi lado me pedía que le limpiara las orejas porque las tenía mugrosas y me abrazaba diciéndome te quiero. todo sucedió tan rápido. ya son las 10:40, amelí llegó con una
ramita de pittosporum para recordarme que la vida sigue aquí.

sueños

ale dice:

Carvalla, soñé con fares que éramos amantes y nos besábamos full y yamil era chikitito y como que nos quedábamos juntos forever….

amelí responde:

debe ser que vio a su hijito que está tan lindo y grande y entonces es puro amor el que se cuela por los sueños